'

.

.

ADIOS A UN MITO (DEUSTO)


Once histórico del Málaga con Deusto a la izquierda

El malaguismo lamenta el adiós de Juan Antonio Deusto Olagorta (Bilbao, 8 de enero de 1946), único 'Trofeo Zamora' de la historia del Málaga y uno de sus grandes mitos. Falleció en la noche de ayer en en el bilbaíno hospital de Basurto, centro en el que fue ingresado el pasado miércoles por enfermedad. La familia albiceleste pierde así otro de sus miembros más ilustres tras la también reciente muerte de Juan Arza, otro histórico del CD Málaga.
Deusto es considerado uno de los mejores porteros de la historia blanquiazul, si no el mejor. Jugó en Martiricos durante cinco temporadas. Fichó procedente del Athletic de Bilbao, donde vivió a la sombra del recordado Iribar, y se marchó en 1975 al Hércules. En Alicante jugó cinco campañas más hasta que colgó los guantes con 226 encuentros en Primera.
Deusto no sólo echó en su vitrina el 'Zamora', sino que con él bajo palos el club consiguió su puesto más alto en una Copa del Rey, unas semifinales. Compartió vestuario con otras leyendas de la talla de Viberti, Migueli o Vilanova.
Su importante labor en uno de los mejores equipos que La Rosaleda vio jamás le permitió ser internacional con España. Debutó frente a Alemania Federal el 24 de noviembre de 1973.

1 comentario:

Continualabatalla dijo...

Me da mucha pena porque lamentablemente se ha ido uno de los grandes.
Lo recordaremos siempre ocupando un lugar privilegiado dentro de la historia de cada uno de los clubs a los que pertenecio.
Todas estas leyendas me dan mucha pena que no sean más recordadas en vida.
Descanse en paz, quiero poner esta frase para terminar que he leido esta misma mañana:

Cruyff: "Dadnos a Deusto"

Con el Hércules compartió palos con Ángel Santoro, Johan Cruyff, dejó caer a Maldonado durante una conversación informal sobre el césped del Rico Pérez antes de que comenzara un partido ante el Barça, que dejara salir al vasco con dirección a la Ciudad Condal: "Para qué queréis tanto portero bueno. Dadnos a Deusto", espetó el holandés ante la sorpresa del directivo herculano.
(diarioinformación)

Saludos.