'

.

.

"W03" WELIGTON


 El central zurdo brasileño del Málaga Club de Fútbol Weligton Robson Pena de Oliveira ha presentado, en la sala de prensa del Estadio La Rosaleda, su página web oficial 'www.weligton03.com'. El director de desarrollo del Club, José María Arrabal, acompañó al carismático defensa malaguista en la puesta de largo de una web cuyos contenidos actualizarán los periodistas deportivos Daniel Marín y Antonio Gallardo.
"Aquí tengo amigos y he construido una bonita historia en este club, por lo que espero que por la página puedan navegar y que guste el contenido", ha explicado el futbolista.
La web resalta el símbolo 03, que se convierte en su imagen de marca como futbolista del Málaga, y tiene ocho secciones, siete dinámicas y una móvil que es su biografía y toda su vida está recogida en la página


http://www.weligton03.com/

José María Arrabal

"Felicitar a nuestro jugador por la creación de su web. Weligton es un jugador muy querido por parte de todo el Club y la afición, y yo destacaría su nobleza. Hoy estrena su web personal y desde el Club le felicitamos. Es una web muy navegable con contenidos frescos y merece muchísimo la pena".


Antonio Gallardo
"Resaltar el agradecimiento a los compañeros de prensa, gente del Club, futbolistas, patrocinadores... Este proyecto nace de la idea de Weligton de acercar su día a día deportivo a los aficionados, su familia y amigos de Brasil. Confió el proyecto a Daniel Marín y mí mismo, que asumiremos las tareas de actualización de la página web. Resaltar el símbolo w03, que se convierte en su imagen de marca como futbolista del Málaga. La web tiene ocho secciones, siete dinámicas y una móvil, que es su biografía. Toda su vida está recogida en la web. Está hecha para aficionados de Weligton y para todos los malaguistas. Esperemos que guste y tenga buena aceptación".

2 comentarios:

Sílvia dijo...

Hola Manuel!
Por aquí no cae nada bien. Se notó el pasado fin de semana ¿verdad? Qué le vamos a hacer!
saludos
sílvia

Gabriela Miranda dijo...

Como ha comentado Silvia, no nos cae nada bien.

Saludos.